Una de mis pasiones es el mundo del ferrocarril. Intento evocar e investigar su pasado y cuando puedo disfruto de su presente. Mi madre es natural de Peñarroya y los veranos de mi infancia transcurrieron por sus calles y campos, a la sombra de las ruinas de la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya y cautivado por su mitología.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Carboneros por Peñarroya

El pasado viernes 17 de octubre aprovechando unos días de relax en Peñarroya-Pueblonuevo, me pasé por la estación de Peñarroya a hacer de las mías. Y la sorpresa fue muy grata. No sólo la encontré abierta con personal sino que a espera de que llegasen dos trenes para efectuar un cruce.




Desde que hace unos años cesó definitivamente la extracción de carbón en el Valle del Guadiato, siguen habiendo circulaciones ferroviarias entre Almorchón y Alhondiguilla. Son tres trenes diarios que transportan carbón desde Puertollano con destino a la central térmica de Puentenuevo.




Entre las 13:30 y 14:00, se cruzaron en Peñarroya el tren con tolvas vacías proveniente de la central térmica y otro cargado desde Puertollano. Primero llegó el vacío y fue apartado en la vía 2, junto al edificio de la estación. Un rato después pasó casi de largo, haciendo una breve parada, el tren con destino Alhondiguilla. A continuación, el factor de la estación, señor Peñalta y su ayudante, efectuaron el cambio de aguja junto al antiguo paso a nivel, para dar salida al tren con destino Puertollano.







Fue un rato muy agradable, tras el cual recordé cuando hace años conocí la estación de Peñarroya como centro de operaciones de las circulaciones carboníferas. Fue en la segunda mitad de los años 90 y la tracción estaba asignada a las locomotoras 319 pertenecientes al depósito de Granada. A las veteranas ALCO 313 las llegué a ver ya apartadas en vía muerta junto al paso a nivel. Lo he comentado en otras entradas del blog pero no me canso de repetirlo. Además de los trenes con carbón desde El Porvenir y Villanueva del Rey hacia la mencionada central térmica, había circulaciones especiales de trenes militares desde Cerro Muriano. E incluso llegué a presenciar como una locomotora 319 llegaba hasta El Vacar, a 10 km/h por el mal estado de la vía, a por un tren de vagones con bordes altos cargados con troncos de encina.


No dejo de pensar en opciones de futuro para esta veterana línea. 





1 comentario: